6 resortes emocionales para darle vida al copy de tus anuncios.

Tengo una mala noticia: la mayoría de los anuncios de publicidad pagada pueden ser terriblemente aburridos.

Así es, has leído bien. Aburridos hasta la desesperación. Hasta poner los ojos en blanco. Hasta dejarte con menos energías que hacer zapping en la tele o scroll en tu móvil todo el domingo.

De hecho, cuando empecé a preparar este artículo, mi intención era llenarlo hasta arriba de grandes ejemplos de anuncios de publicidad pagada con un buen copy. De esos que provocan reacciones en su público y, por consiguiente, consiguen unos mejores resultados.

La realidad es que no lo he conseguido porque apenas he encontrado anuncios así.

Y créeme, de todas las emociones que debería despertar un buen anuncio, el aburrimiento no es una de ellas.

Así que de eso pretendo hablarte hoy: de las distintas emociones que puedes utilizar para escribir anuncios que se ganen la atención de tu cliente ideal y conviertan más.

Al lío.

 

¿Y por qué debería preocuparte esto a ti?

Ya sea en Google Ads, Facebook Ads, Instagram Ads o compañía, lo cierto es que la publicidad pagada sigue teniendo su hueco entre las grandes apuestas para los negocios online.

Por eso, es posible que en algún momento te plantees darle un pequeño empujón a lo que sea que tengas que promocionar a través de estos medios. Y supongo que lo ideal sería sacarle el mayor partido posible.

Bien, ahora piensa en la cantidad de dinero que invierten las empresas para acabar publicando algo como esto:

¿Ves algún anuncio que destaque por encima de los demás?

Pues eso es justo lo que tienes que evitar con el copywriting de tus anuncios.

Tus textos no deberían dejar a tu cliente ideal con cara de póker y mucho menos con indiferencia.

Al contrario.

Ese mensaje debería incitarlo a hacer clic en tu anuncio y no en otro. Debería ayudarte a conseguir que tu cliente ideal clave los ojos en tu anuncio y pase a tu página con una disposición mucho mayor a tomar acción dentro de ella.

Y eso no se consigue con aburrimiento. Se consigue atacando la emoción adecuada en el momento adecuado.

 

6 resortes emocionales para disparar los resultados de tus anuncios.

Tus textos, cuando funcionan como deberían, actúan como un gatillo. Disparan algo en la mente de tu lector que les impulsa a tomar una acción u otra.

Esa acción debería ser la que mayor beneficie a tu negocio y suele depender de distintos factores:

Las circunstancias de tu cliente ideal.
La emoción que desencadenes en su cabeza.
El objetivo de tu campaña.

Por eso, vamos a ver los 6 «resortes emocionales» que puedes poner en práctica en el copy de tus anuncios.

 

#1. Miedo.

Un clásico que va justo donde más le duele a tu cliente ideal.

En lugar de hablar simplemente sobre lo que puedes hacer por tu cliente ideal, te centras en lo que «le quita el sueño por las noches».

Ejemplo de anuncio para ciberseguridad:

Es un resorte que debes utilizar con ojo, ya que no siempre encaja con cualquier negocio ni con cualquier público.

 

#2. Tensión.

Hay otra emoción que no es el miedo, pero que casi lo roza. Me refiero a la tensión.

Con este resorte, puedes poner a tu lector en un aprieto, por ejemplo, por no tomar la decisión correcta o por ser consciente de algo que no le beneficia a lo que todavía no le ha puesto solución.

Ejemplo de anuncio para entrenamiento personal:

«¿Te falta constancia?»

Ejemplo de anuncio para cobrar facturas impagadas:

«¿Te deben dinero? Reclámalo.»

Ejemplo de anuncio para clínica de fisioterapia:

«¿Cuánto tiempo llevas con ese dolor de espalda?»

 

#3. Deseo.

Si tu público objetivo tiene un deseo claro, muéstralo. En muchas ocasiones no es necesario recurrir a sensaciones negativas como el miedo o la tensión para poner a tu cliente en movimiento.

Por esa razón es crucial conocer las motivaciones de tu público objetivo, ya que si eres consciente de lo que está buscando ese cliente ideal, solo tienes que ponerlo a su alcance de forma clara, directa y visual.

Ejemplo de anuncio para wedding planner:

Ejemplo de anuncio para HolaLuz:

 

#4. Afirmación y complicidad.

A través de este resorte, consigues situarte en la misma línea que tu cliente ideal. Debes crear una sensación de afinidad dejando claro que comprendes su situación.

 

Ejemplo de anuncio para cobrar facturas impagadas:

«Cobra lo que te pertenece.»

Ejemplo de anuncio para fotógrafo de bodas:

«¿Te casas en 2020/2021?»

Y no solo eso.

También sabes lo que tienes que hacer para echarle una mano tal y como ese cliente espera.

Ejemplo de anuncio para Mailchimp:

 

#5. Culpabilidad.

Esto seguro que te suena porque es un recurso muy utilizado entre numerosas ONG. Al igual que el miedo, la culpabilidad te sitúa de frente ante las consecuencias de no actuar de una forma determinada.

Ejemplo de anuncio para ACNUR:

 

#6. Curiosidad.

Ay, la curiosidad.

Es una de las herramientas más poderosas y con más gancho a la hora de captar la atención de tu audiencia y mantenerla hasta el momento de tomar acción.

¿Por qué? Por la simple razón de que somos incapaces de resistirnos a saber más. No soportamos quedarnos con la miel en los labios y necesitamos saber la historia hasta el final. No nos vale con un simple clic. Necesitamos llegar hasta el fondo del asunto.

Ejemplo de anuncio para un tratamiento contra el insomnio:

«Cinco cosas que nadie cuenta sobre el insomnio.»

Ejemplo de anuncio para HubSpot:

Ejemplo de anuncio para SEMrush:

 

Antes de disparar…

Es fácil sentir que ya tienes esto del copywriting dominado cuando te quedas con parte de la lección y te impacientas por implementarla lo antes posible.

Pero lo cierto es que ninguna de las emociones que tienes ahí arriba surtirá efecto si antes no haces tus deberes.

¿Y qué es lo que debes hacer antes de escribir tus próximos anuncios?

Debes estudiar a tu cliente ideal en profundidad, ya que será este quien te dará todas las pistas sobre el resorte que mejor funcionará para tu anuncio.

Debes estudiar a tu competencia con la misma profundidad. Averigua qué están contando en sus anuncios y cómo puedes aprovecharlo para mejorar tus textos.

Debes tener en mente cuál es el objetivo de la campaña en todo momento. Recuerda que tu misión no es vender el clic de tu anuncio, sino generar interés y mantenerlo hasta el momento en el que tu cliente ideal debe tomar una decisión final.

Debes tener claro cuál es el beneficio de tu oferta y plasmarlo en una promesa de ventas clara, transparente y creíble. Esto es crucial: si tu anuncio no es claro y creíble, tendrá unos resultados mucho más desalentadores de lo que te gustaría imaginar.

Cuando tengas claro tu mensaje, debes conectarlo con el resorte emocional que vaya en la línea de tu público y de tu oferta.

Y si ya de paso procuras derribar las mayores objeciones de tu cliente desde el mismo anuncio, estarás construyendo un mensaje que tu audiencia difícilmente podrá pasar por alto y con el que podrás disparar los resultados de tu campaña.

 

¿Y ahora qué?

Buena pregunta.

Si no quiere resignarte a que el copy de tus próximos anuncios provoque más bostezos que resultados, esto es lo que toca ahora: vuelve al principio de este artículo, lee con atención, escribe con decisión y ponte a prueba hasta dar con la tecla que te permitirá construir unos textos tan efectivos como atractivos para tus anuncios.